San Luis Potosí, S. L. P. México
BUSCAR
Sección: SLP Exprés
Reportan subregistro de ilícitos en estados
25/10/20 | 10:34 | Por: Redacción
Robo de vehículos, extorsión, secuestro y feminicidios son algunos de los delitos que podrían no estar correctamente registrados.
Entre 2019 y 2020 varios estados del país presentaron subregistro de delitos como robo de vehículos, extorsión, feminicidio y secuestros, entre otros. Las Fiscalías Estatales podrían estar reportando menos casos de los que realmente ocurren, esto se visualiza en patrones atípicos dentro de la tendencia que muestran las estadísticas oficiales. Los datos forman parte de una tendencia nacional, según estudio de la organización Causa en Común.

Según su investigación “Sub–registro: crisis de denuncia y manipulación / ocultamiento de información”, elaborado por esa ONG, hay estados que muestran datos atípicos.

El reporte expone que, además de la grave situación de inseguridad que atraviesa el país, hay una seria crisis de subregistro de delitos, lo cual se agrava en casos de feminicidio, secuestro, extorsión y robo con violencia.

En entrevista, Alejandro Espinosa, investigador de Causa en Común, explicó que la metodología consistió en identificar patrones irregulares en las estadísticas delictivas de los estados, “delitos que presentaron reducciones muy grandes de un periodo a otro, o algunas cifras duplicadas, lo cual son tendencias atípicas”.

“Algunas entidades no registran estos delitos, y las autoridades federales, responsables de las cifras, no hacen aclaración alguna al respecto, abriendo el espacio a la idea de que estas entidades atienden eficazmente la violencia cuando, en realidad, no la reportan”, se señala en el documento.

La investigación abona que el “subregistro” expone que la ciudadanía no denuncia los delitos, y que los responsables de las instituciones no promueven la denuncia, no generan confianza entre la ciudadanía y/o, probablemente, manipulan y ocultan sus cifras de incidencia delictiva.

El estudio hecho por Causa en Común se basa en que “las reducciones o los números reducidos de registros de algunos índices delictivos contrastan con diversos indicadores que muestran un alto nivel de criminalidad en el país y que diversos indicadores apuntan a un estancamiento, cuando no deterioro, de la estructura institucional de seguridad y procuración de justicia”.

Para elaborar este reporte, la ONG estudió las bases de datos de víctimas de delitos y de carpetas de investigación que el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública difundió hasta el 20 de septiembre de 2020, esto incluye datos de 2015 a agosto de  2020, y se elaboran a partir de los reportes de las fiscalías estatales respecto a delitos de alto impacto.

“Detectamos anomalías en las cifras, no llegamos a identificar las causas, pues pueden responder a diferentes situaciones, y eso implicaría obtener información de carpetas de investigación que no siempre son públicas. Pero identificamos estas irregularidades: número reducido de ciertos delitos, caídas drásticas, números replicados en delitos registrados, posible reclasificación e incongruencias entre datos del Secretariado Ejecutivo y gabinete de seguridad”, indicó Espinosa.

Entre los principales hallazgos se detectaron anomalías en los datos de feminicidio de Tlaxcala y Baja California Sur: el primero no reportó ninguna cifra de enero de 2015 a junio de 2017, y el segundo tampoco lo hizo de enero de 2015 a septiembre de 2019.

Michoacán sólo presentó 15 registros de extorsión, cuando los datos de la ENVIPE muestran una cifra negra de 193 mil extorsiones. De abril de 2019 a abril de 2020 Nayarit no reportó extorsiones. Yucatán y Colima no informaron en el mismo periodo de ningún robo de vehículo con violencia. Mientras que Tlaxcala reportó únicamente 25 casos de violencia familiar.

Además, hay entidades que manifiestan reducciones de más de 50 por ciento en el total de ciertos delitos entre los primeros ocho meses de 2019 y el mismo periodo de 2020, como Colima que, en dicho lapso, “redujo” en 80 por ciento el robo de vehículo con violencia, es decir, 306 casos menos.

“Michoacán reportó 1,700 robos de vehículo con violencia de enero a agosto de 2019 y la misma cifra de enero a agosto de 2020, nos parece demasiada casualidad, que una cifra tan alta se repita en estos dos periodos. Ahí consideramos que hay una anomalía. También, por ejemplo, en Sinaloa y Jalisco notamos que se está registrando una reducción en homicidios dolosos, pero se incrementan homicidios culposos, resulta extraño que estas dos variables estén registrando esa correlación, suponemos que puede haber algunos incentivos políticos para que la cifra de homicidios dolosos parezca reducida”.

Básicamente lo que hace el estudio es detectar los patrones irregulares en el registro de la incidencia delictiva, como reducciones drásticas o la repetición irregular de cifras en un mismo delito de un año a otro, circunstancias que son posible síntomas de manipulación y subregistro de la información.

LOS NÚMEROS DE SLP
Alejandro Espinosa explicó que San Luis Potosí no presenta anomalías tan alarmantes, como las otras entidades, sin embargo, sí hay datos que llaman la atención.

En nuestro estado se registraron 45 robos de vehículos violencia en diciembre de 2018 y la misma cantidad en diciembre de 2019. También hubo 30 reportes de este mismo delito en febrero y 30 en marzo de 2019; 43 en octubre y 43 en noviembre. “Son inconsistencias menores en comparación con otras, no nos parecen tan disonantes, pero vale la pena corroborar esto, pues no queremos pensar que las fiscalías están registrando a lo loco cuando no les salen las cuentas”, dijo el investigador.

San Luis Potosí también presenta patrones de “subregistro” en los casos de feminicidio, secuestro y extorsión. De acuerdo con el reporte de Causa en Común, se registraron tres casos de feminicidio en junio de 2019 y tres en junio de 2020.

Además, la entidad presentó dos reportes por feminicidio cada mes, de enero a marzo de 2019; tres en octubre y tres en noviembre de 2019; tres en cada mes de enero a marzo de este 2020; dos en julio y dos en agosto del presente año.

En cuanto a secuestro, tiene dos registros en diciembre de 2018 y diciembre de 2019; uno en mayo de 2019 y uno mayo de 2020.

San Luis Potosí tiene también 13 registros por extorsión en julio de 2019 y 13 en julio de 2020. Además de 12 casos registrados en marzo, y 12 en abril de 2019; nueve en mayo y nueve en junio de 2019, 11 en septiembre, 11 en octubre y 11 en noviembre de 2019.
Comentarios