San Luis Potosí, S. L. P. México
BUSCAR
Sección: Vida
¿Qué tanto sabes de la leucemia?
11/10/20 | 10:55 | Por: Redacción
Hasta la fecha no se conoce ninguna forma de prevenir esta enfermedad.
La leucemia es una enfermedad de la sangre en la que la médula ósea produce glóbulos blancos anómalos, denominados células blásticas leucémicas. 

Estas células se dividen reproduciéndose a sí mismas, lo que genera una proliferación neoplásica de células alteradas que no mueren cuando envejecen o se dañan, por lo que se acumulan y desplazan a las células normales.

CAUSAS
En la mayor parte de los casos no se puede establecer una causa identificable y no hay componente hereditario significativo. Existen, sin embargo, una serie de factores de riesgo:
  • Historia previa de tratamiento para otro cáncer: haber recibido quimioterapia o radioterapia puede provocar una alteración celular que derive en leucemia secundaria.
  • Padecer un trastorno genético: enfermedades como el síndrome de Down incrementan la posibilidad de padecer leucemia.
  • Exposisión a agentes tóxicos: ya que sean ambientales, profesionales o asociados al tabaquismo, aument 
  • el riesgo.
  • Historia familiar: en casos minoritarios, tener antecedentes familiares de leucemia puede ser un factor de riesgo.

SÍNTOMAS
Varían según el tipo de leucemia.

Estos son los más comunes:
Leucemia mieloide aguda: cansancio, pérdida de apetito y de peso, fiebre y sudores nocturnos.
Leucemia mieloide crónica: debilidad, sudoración profusa sin razón aparente, fiebre y pérdida de apetito y de peso.
Leucemia linfocítica aguda: sensación de mareo o aturdimiento, debilidad y cansancio, dificultades respiratorias, infecciones recurrentes, formación de moretones, fiebre y sangrado en nariz y encías.
Leucemia linfocítica crónica: provoca el agrandamiento de los ganglios linfáticos y dolor o sensación de hinchazón estomacal.

TRATAMIENTO
Se establece en función de cada paciente.
  • Leucemia linfocítica. Suele basarse en la quimioterapia y se realiza en tres fases: de inducción de la remisión, de consolidación o intensificación y de mantenimiento.
  • Leucemia mieloide. Existen 2 fases de tratamiento: de inducción a la remisión y de consolidación.
  • Leucemia linfocítica crónica. Los pacientes no suelen requerir tratamiento durante años y pueden llevar una vida normal, excepto por los controles periódicos.
  • Leucemia mieloide crónica. Se realiza mediante la administración de fármacos denominados inhibidores de la tirosin cinasa (ITC) que, en principio, deben tomarse de forma indefinida.
Comentarios