San Luis Potosí, S. L. P. México
BUSCAR
Sección: Salud
Intensifica Salud la estrategia de vigilancia sanitaria
11/08/20 | 14:02 | Por: Redacción
Un total de 105 visitas de verificación han sido realizadas en el universo de establecimientos esenciales de la Zona Industrial.
Los Servicios de Salud de San Luis Potosí a través de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, implementaron el Plan de Estrategia Sanitaria para la Vigilancia y Supervisión en los giros de Salud Ocupacional, con el fin de  constatar la correcta implementación de los Lineamientos Técnicos Específicos para la Reapertura de las Actividades Económicas que establece el acuerdo publicado en el Diario Oficial de la Federación del 29 de mayo del presente año, en particular para los giros de: automotriz, construcción, minería e industriales, partiendo del universo de establecimientos censados por el IMSS, el censo activo de la COEPRIS y derivado de la atención de quejas sanitarias recibidas.

Al dar a conocer las accio0nes realizadas por la COEPRIS, la doctora Mayra Llanes Fernández Subdirectora de Evidencia y Manejo de Riesgo, precisó que los lineamientos técnicos son de aplicación general para todos los centros de trabajo y tienen por objetivo establecer las medidas específicas que las actividades económicas deberán implementar en el marco de la Estrategia General para la Nueva Normalidad, para lograr un retorno a la continuidad de las actividades laborales seguro, escalonado y responsable. 

“Con el fin de que los centros de trabajo puedan identificar las medidas obligatorias para el retorno o la continuidad de sus labores, se contemplan cuatro dimensiones que deberán considerarse: el tipo de actividad (esencial o no esencial), el tamaño del centro de trabajo, el nivel de alerta sanitaria de la ubicación del centro de trabajo según la semaforización de la entidad, así como sus características”, puntualizó la funcionaria estatal.

La funcionaria estatal detalló que en la aplicación de estos lineamientos se deberán considerar los siguientes principios rectores, que serán necesarios para la correcta toma de decisiones y la implementación exitosa de los planes de retorno al trabajo: 

“Se debe privilegiar la salud y la vida, basado en el derecho a la salud de todas las personas; la solidaridad y no discriminación, la solidaridad con personas trabajadoras sin distinción por su nivel económico, educativo, lugar de origen, sexo, género, orientación sexual, edad, estado de embarazo o condición de discapacidad o salud. (Grupos vulnerables); la economía moral y eficiencia productiva, el regreso a las actividades laborales deberá darse en el marco de una nueva cultura de seguridad y salud en el trabajo; Y la responsabilidad compartida (pública, privada y social), el proceso de la reactivación económica no se entiende sin una participación coordinada de los sectores público, privado y social”, enfatizó.

Del mismo modo informó que las acciones implementadas por la COEPRIS  se basan también en la capacitación al personal que integra las brigadas de vigilancia, sobre las labores que realizaran para prevenir y evitar cadenas de contagios por COVID-19, para lo cual se toman en consideración varios factores debido a que se debe tener presente el tamaño de unidad económica por sector (industrial, automotriz, construcción y minerías) y el número de personas trabajadoras.

“Como ejemplo, podemos señalar que se considera que si es una Micro Empresa la que se visitará ésta puede contar hasta con 10 trabajadores; la pequeña empresa puede tener desde 11 hasta 50 trabajadores; la empresa mediada desde 51 hasta 250 trabajadores y la empresa grande desde 251 trabajadores en adelante. Así mismo se debe dar cumplimiento de las medidas indispensables esenciales y recomendatorias dependiendo del universo de trabajadores por empresas según la clasificación antes mencionada”, 

“la Subdirectora de la COEPRIS, precisó que con el fin de que las empresas acaten los lineamientos marcados como  indispensables se debe designar un comité o persona responsable de la implementación, seguimiento y supervisión de las medidas para la Nueva Normalidad en el marco del COVID-19 y llevar a cabo la categorización del centro de trabajo con el fin de identificar las medidas que deberán ser implementadas:

“Cada empresa deberá cerciorarse que las estrategias generales de control son correctamente implementadas, mantenerse informado de las indicaciones de la autoridad federal para, -en su caso-, comunicar a la población trabajadora sobre nuevas medidas que deban implementarse; identificar a la población en situación de vulnerabilidad para la implementación de las medidas de protección necesarias; constatar la correcta implementación de todas las medidas en la empresa o el centro de trabajo; contar en las estaciones y áreas de trabajo con las delimitaciones con barreras físicas y/o con señalizaciones o marcas en el piso asegurando la distancia mínima de 1.5 metros entre las personas trabajadoras; contar con protocolos de acceso con filtro sanitario que incluye la determinación de la temperatura corporal al ingreso y egreso de la empresa, controles, aplicación de gel antibacterial, encuesta de búsqueda intencionada de casos; Además contar con lineamientos para el control de visitas, proveedores y contratistas en materia de higiene, sana distancia y uso obligado de cubrebocas que debe seguirse al ingreso, permanencia y salida del lugar y, -por último pero no menos importante-, contar con protocolos de limpieza y desinfección diaria de áreas, superficies, objetos de contacto y de uso común, que incluyen lavar con agua, jabón y desinfectar con una solución de hipoclorito de sodio al 0.5 por ciento”.

“El proporcionar a todos las personas trabajadoras del centro de trabajo cubrebocas y protección ocular o facial, así como mantener distancias mínimas de al menos 1.5 metros entre las personas trabajadoras; contar con el abasto para todas las personas trabajadoras a acceso a: agua, jabón, toallas desechables de papel, así como a alcohol al 60 por ciento o gel desinfectante para la manipulación del equipo de protección personal. Se debe de contar con un programa de capacitación para el personal de las acciones a realizar en la empresa para prevenir y evitar cadenas de contagio por COVID-19; puede hacerse uso del material de CLIMSS que se ubica en la liga siguiente: https://climss.imss.gob.mx/; Se pide que también cuenten con los instrumentos para identificar síntomas y contactos en el trabajo y comunitarios, así como contar con una guía de actuación para los casos en que una persona trabajadora manifieste síntomas de COVID-19, con la finalidad de protegerlo, así como al resto de las personas trabajadoras y su familia, que incluye lineamientos para manejo de personas trabajadoras sospechosas, contactos, confirmados y su reincorporación al trabajo”. Determinó la Subdirectora de Evidencia y manejo de Riesgos de la COEPRIS.

Finalmente, la Subdirectora de Evidencia y Manejo de Riesgo de la COEPRIS, Mayra Llanes Fernández, indicó que a la fecha la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios ha realizado a cabo 105 visitas de verificación sanitaria en el universo de establecimientos esenciales de los giros automotriz, industriales o metal mecánica, construcción y minería y/o producción de derivados.
Comentarios