San Luis Potosí, S. L. P. México
BUSCAR
Sección: SLP Exprés
Más confinamiento afectará salud de menores: expertos
09/08/20 | 10:50 | Por: José Torres
Niños y adolescentes van por medio año sin ir a la escuela, lo que tendrá consecuencias mentales y físicas.
La Secretaría de Educación Pública (SEP) anunció que el arranque del ciclo escolar 2020-2021 será a distancia, por lo que niños y adolescentes seguirán en sus casas, con lo cual ya estarán sumando medio año sin ir a la escuela. De acuerdo con expertos, este confinamiento podría poner en riesgo la salud mental y física de los menores, que no están teniendo actividades sociales ni deportivas.

El médico ortopedista David Manzur Lozano dijo que un primer riesgo es el exceso de sedentarismo, lo cual puede causar problemáticas como obesidad, dolores articulares, retraso en el crecimiento e hipotrofia muscular, por lo que recomendó a los padres de familia garantizar actividad física para sus hijos.

“Es importante que los niños de hasta seis o siete años tengan por lo menos de tres a cuatro horas de actividades recreativas y físicas; los niños de seis a 12 años deben tener tres horas y a los adolescentes se les pide que tengan por lo menos dos horas”.

Recomendó consultar programas de acondicionamiento físico en plataformas como YouTube, con rutinas que se pueden hacer desde el hogar, para las familias que viven en pequeños departamentos, ya que el sedentarismo afecta la condición física de las personas y eso puede provocar que después los niños ya no quieran hacer actividades porque se cansan.

CONFINAMIENTO AFECTA SALUD MENTAL
Aida Ávila Martínez, docente de la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí y experta en psicología infantil, dijo que el confinamiento trae efectos en la salud mental de los menores, dado que dejan de tener contacto con sus iguales, lo cual impacta en su estado emocional, la construcción de su personalidad y su imaginación.

“Los adultos vivimos ansiedad, miedo, impotencia, coraje, tristeza, en algunos casos y en los niños la diferencia es que no lo manifiestan igual, lo expresan con conductas agresivas, que pudieran malentenderse como que ′no hacen caso′ o pudieran estar mostrando su ansiedad al verse afectados sus hábitos de comida, hay unos comen más, otros menos”.
Comentarios
Newsletter