San Luis Potosí, S. L. P. México
BUSCAR
Sección: Cultura
Librerías, a flote
12/07/20 | 12:47 | Por: Pepe Alemán
Debido a la contingencia sanitaria, las Librerías Gandhi de SLP estuvieron a punto de cerrar, pero poco a poco van recuperando sus ventas, reveló Vanessa Cortés Colis.
Tres meses de cortinas cerradas debido a las medidas restrictivas por la emergencia sanitaria del coronavirus Covid-19 le trajeron pérdidas en sus dos sucursales hasta de un 75 por ciento; incluso, estuvo latente la posibilidad de cierre definitivo dejando sin sustento a 24 familias potosinas, señaló la gerente de las franquicias de librerías Gandhi en San Luis Potosí, Vanessa Cortés Colis.

“No hemos recuperado las ventas como las teníamos antes de la pandemia, pese a ello mantuvimos nuestra plantilla laboral en ambas sucursales, siempre tuvimos en mente que al personal había que sostenerlo lo más que se pudiera, gracias a la gente que siguió comprando aquí, con la aplicación de entregas a domicilio, con pedidos por llamada telefónica a sucursal”, expresó en entrevista.

En contrapartida a las sucursales físicas, Cortés Colis dijo que las ventas en línea a través de la plataforma gandhi.com, con la cual no tienen relación, subieron hasta en un 350 por ciento.

TIEMPOS DIFÍCILES
La empresaria editorial destacó que en las sucursales de la Ciudad de México y en el Estado de México las pérdidas fueron mayúsculas, pues ni siquiera les permitieron la entrega a domicilio.

Vanessa Cortés señaló que en medio del cierre por la pandemia, junto con su esposo, que es su socio, estuvieron a punto de cerrar definitivamente las fuentes de trabajo de 24 trabajadores, “en su momento sí lo llegamos a considerar por la cuestión de las rentas, porque de los dos proveedores que tenemos, uno no nos apoyó, no había ningún tipo de incentivo ni de descuento, ni consideración, simplemente le dijimos no podemos”, enfatizó.

Añadió que a partir de junio, que les permitieron reabrir, han tomado un respiro que les ha permitido diseñar un plan de pagos que tienen pendientes desde abril, aunque no con los trabajadores a quienes se les mantiene su sueldo íntegro y todas sus prestaciones de ley, “entonces ha sido muy duro, muy difícil. Hasta hoy estamos endeudados, todos nuestros pagos de rentas y lo que tratamos de salvar fue IMSS, nómina, prestaciones para los empleados al 100 por ciento”, indicó.

PANORAMA INCIERTO
Vanessa Cortés Colis aseveró que en la actualidad el problema que enfrentan las librerías pequeñas y grandes es la indefinición acerca del próximo ciclo escolar, “puede haber clases aunque sea en línea, pero la gente no tiene dinero y no está gastando, ese es otro problema, toda esa incertidumbre es día por día o semana tras semana. No hay ningún incentivo, mucho menos del gobierno federal, nosotros fuimos apoyados con los programas del gobierno municipal, pero finalmente los gastos son excesivos”, ultimó.
Comentarios