San Luis Potosí, S. L. P. México
BUSCAR
Sección: Nacional
¿Paz para la clase media y alta?
06/07/20 | 07:58 | Por: Redacción
AMLO aseguró que su gobierno daba prioridad a las clases bajas y medias, en tanto que para las clases medias altas y altas el principal beneficio era conseguirles paz.
El 2019, el primer año de gestión de Andrés Manuel López Obrador, se registro un retroceso de 4.3% del nivel de paz en México, en gran medida por el aumento de la tasa de crímenes de la delincuencia organizada. 

Estos datos del Índice de Paz México 2020, elaborado por el Think tank independiente Institute for Economics and Peace (IEP), contradicen los dichos del presidente mexicano, quien señaló que el principal beneficio que su gobierno otorga a las familias de clase media y alta es “conseguir la paz y la tranquilidad en México”.

Durante un discurso pronunciado en el segundo aniversario de su victoria electoral, AMLO aseguró que su gobierno daba prioridad al 70% de la población mexicana que se integra por clases bajas, medias y trabajadores del estado como maestros, personal, médico, soldados, marinos, oficinistas y otros. En tanto que para las clases medias altas y altas el principal beneficio era conseguirles paz. 

En ese sentido, el mandatario señaló que “la nueva política de seguridad empieza a dar resultados”, afirmó que en lo que va de su administración el delito de homicidio se ha mantenido sin aumentos y se ha roto su tendencia histórica, además dijo que se han registrado reducciones considerables en delitos como robo de vehículo, robo a transporte público, robo a negocio, robo a casa habitación, robo a transeúnte y secuestro. 

Sin embargo, la realidad mexicana en torno a la procuración de paz es más compleja que el discurso e incluso los datos por parte de organismos internacionales y nacionales contradicen la versión de López Obrador. 

El Índice de Paz en México, por ejemplo, apunta que el año pasado el país registró un retroceso de 4.3% en el nivel de paz, lo que implica un descenso por cuarto año consecutivo. 

Este deterioro se debe principalmente al aumento de 24.3% en crímenes de la delincuencia organizada, es decir, delitos relacionados con el tráfico de drogas, extorsiones, secuestros y trata de personas. 

El análisis pone especial énfasis en el aumento de la extorsión , fenómeno que resulta de la fragmentación y diversificación de las organizaciones criminales, “cuyas facciones están recurriendo a modalidades rápidas y fáciles para obtener ingresos”. 

Por ejemplo, las acciones en contra del robo de hidrocarburos de ductos que emprendió el gobierno de AMLO, derivaron en cambios de estrategia de los delincuentes que se enfocaron en la extorsión. 

El análisis publicado en abril de este año, también destaca que en 23 de las 32 entidades federativas se registró una caída en sus niveles de paz. 

En tanto que, aunque la tasa de homicidios aumentó 1.4% aunque esto representa una cifra notablemente menor que la registrada en 2018 cuando se detectó un aumento de 5.7% en comparación al año anterior. 

El análisis además señala que la criminalidad generalizada se sustentan en elevados niveles de impunidad y corrupción por lo que señala la importancia de proteger a los ciudadanos y empresas de las múltiples formas del delito y contener los conflictos entre las organizaciones criminales a través de la planeación estratégica de acciones que prevean y eviten disputas tras la detención o muerte del líder de un cártel. 

Con información de Forbes
Comentarios