San Luis Potosí, S. L. P. México
BUSCAR
Sección: De Peso
México tendrá recuperación en "L", no en "V"
28/06/20 | 11:15 | Por: Luis Josué Martínez
El desplome se convertirá en estancamiento de varios años; regresar a crecimiento del PIB de 2% demoraría hasta un lustro.
La recuperación económica en México no será en forma de “V”, como se proyecta en Estados Unidos y a nivel mundial. En el caso de nuestro país será como una “L”, un desplome profundo que se convertirá en un estancamiento de cuatro o cinco años, afirmó Raymundo Tenorio Aguilar, profesor emérito del ITESM campus Santa Fe.

“El decrecimiento económico para el país será al menos del 9 o 10 por ciento, para después regresar a niveles de 0 por ciento y permanecer ahí. Sería una ele profunda permaneceremos en el fondo por unos años para comenzar a recuperarnos paulatinamente”, dijo el economista.

Regresar al nivel de crecimiento del PIB registrado en 2019, que fue del 0 por ciento, tardará cerca de dos años, pero retomar el ritmo del 2 por ciento anual que se tenía hasta 2018, tomará de 4 a 5 años, es decir, prácticamente todo el sexenio.

Explicó que esto se debe a la caída general que ha registrado la inversión fija bruta, “las empresas no están metiendo dinero a maquinaria, inmuebles, desarrollo y, por lo tanto, fuentes de empleo”. Por eso afirmó que estamos en la antesala de una aguda crisis económica y sostuvo que una recuperación más sólida dependería de un golpe de timón por parte del Gobierno de México.

CAMBIO DE ESTRATEGIA
Para que la recuperación económica fuera menos lenta, la administración federal tendría que implementar una serie de acciones que ataquen la situación de forma más enérgica.

Raymundo Tenorio apuntó las siguientes recomendaciones:
  • Respetar el Estado de Derecho. Mantener y respetar reglas jurídicas, no incentivar consultas fuera de la ley para la cancelación de proyectos de inversión.
  • Eliminar las insinuaciones de estatización. Los mercados globales suelen ver con reservas los proyectos que atisben posibilidades de nacionalización de empresas o una mayor injerencia del Estado en la iniciativa privada.
  • No realizar insinuaciones de medidas que alteren el marco regulatorio del sistema financiero.
  • No vulnerar organismos autónomos. Pues estos entes reguladores garantizan un marco jurídico para un mejor control del mercado. Agregó que, aunado a esto, el gobierno federal en coordinación con la Iniciativa Privada y autoridades locales tendría que enfocarse en la activación y ejecución de un plan de rescate económico, cuya prioridad fuera incentivar la inversión pública y privada.

“Sin embargo, sabemos que este gobierno no lo hará, ha demostrado que tiene demasiada fe en sus posiciones ideológicas, y está perdiendo la oportunidad de integrar medidas que amortigùˆen esta crisis”.

INFRAESTRUCTURA NECESARIA
No obstante, el especialista señaló que cancelar proyectos como la refinería de Dos Bocas y el Tren Maya ya no son opciones viables. Por un lado, debido a que el presidente López Obrador ha mostrado su insistencia en mantenerlos y, por otro, son obras que generan gasto público y, por lo tanto, empleo. “Quizá no logren sus objetivos finales como López Obrador quiere, pero ayudan a que la caída de la economía no sea mayor”, dijo.

RECUPERACIÓN E INERCIA DEL T-MEC
Pese a la política económica de este gobierno y el contexto global, Tenorio Aguilar confió en que la inercia económica del país le permitirá llegar a niveles económicos de crecimiento cercanos al 2 por ciento al finalizar el sexenio.

“Es la inercia de lo que ha significado el TLCAN y ahora el T-MEC, hay una infraestructura y un sistema económico basado en la inversión, la conexión con otros países, principalmente nuestra región, y estamos inmersos en el libre comercio”.
Comentarios