San Luis Potosí, S. L. P. México
BUSCAR
Sección: SLP Exprés
Marcará crisis de coronavirus sexenio de AMLO
29/03/20 | 10:23 | Por: Luis Josué Martínez
Hay alto riesgo de que la gente cobre la factura a Morena en comicios de 2021; economía será factor fundamental, pues para entonces serán dos años sin crecimiento.
La crisis del coronavirus marcará el sexenio de Andrés Manuel López Obrador. Los efectos políticos y económicos de esta coyuntura cobrarán factura en la aprobación del mandatario, que para el próximo año podría ubicarse por primera vez en niveles inferiores al 50 por ciento, en caso de que el saldo.

Además, es alto el riesgo de que su partido, Morena, será castigado en las elecciones intermedias de 2021, dependiendo de la evolución de la crisis de salud.

El presidente de Consulta Mitofsky, Roy Campos, señaló que 2020 será recordado como "un año determinante para esta presidencia".

La débil situación financiera, producto de factores internacionales como la caída de los precios del petróleo, sumada la contingencia sanitaria por el COVID-19, está desencadenando una crisis social y económica a nivel mundial que, en el caso de nuestro país, llega luego de un año marcado por desaceleración e incertidumbre.

"El sexenio de López Obrador va a estar marcado por esta crisis. Podríamos decir que 2019 fue un buen año para el presidente, pero este 2020 se acabó ese periodo de gracia. Se terminó el López Obrador mágico y gigante. Hoy son muchas más las críticas que se la hacen", dijo.

En analista señaló que una primera interrogante en el tablero político es lo que ocurrirá con los procesos electorales de este año en Coahuila e Hidalgo, "¿habrá campaña?, ¿jornada electoral?, ¿se instalarán casillas?, aparentemente el primer efecto es una suspensión de comicios".

Pero será el próximo año cuando se vean las primeras afectaciones en el terreno político, "Morena ya no va a ser la esperanza, sino que será sometida a juicio por lo que ocurra en este 2020", afirmó.

Roy Campos anticipó que el Bajío y Norte del país serán las regiones con los movimientos más "anti-lopezobradoristas". Habrá una corriente de pensamiento contra el presidente, incluso muchos de los que lo apoyaron en 2018, no votarán por su partido en el 2021 ni en el 2024.

"Será muy difícil que gane en eses lugares, en el Sur tampoco tendrá un escenario favorable, encontrará muchas más resistencias de las que cree".

El analista político consideró que, para los comicios del próximo año, surgirá una nueva camada de candidatos independientes, pues ante el descrédito de los partidos, incluido el del hoy presidente, esas serán las opciones que la ciudadanía volteará a ver.

El académico del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), José Antonio Crespo señaló que, hasta el momento, todo es una moneda en el aire. "Los efectos en la aprobación del presidente y su gobierno dependerán de cómo acabe la crisis, si las consecuencias no son tan graves, todo se mantendrá más o menos igual pero si no controla la crisis, crece la incertidumbre económica, seguro bajará considerablemente la popularidad del presidente".

ECONOMÍA, PRINCIPAL FACTOR
La crisis económica que se avecina será el tema central en los procesos electorales de 2021. Si el gobierno federal aplica medidas que amortigüen el golpe a los bolsillos de la población los costos electorales podrían ser menores, pero si el escenario actual se agrava de manera drástica el partido de Andrés Manuel López Obrador será castigado en las urnas.

"Hay que pensar que se viene a nivel mundial una crisis económica tipo posguerra. Y los grandes ingresos de este país están siendo afectados: el petróleo, el turismo, las remesas y el sector automotriz. Ante la baja demanda alrededor del mundo esos cuatro ingresos se desplomarán, al país le irá mal. Llegaremos a las elecciones de 2021 luego de dos años negativos para la economía. Si el gobierno no puede conservar el motor que hasta ahora había permitido estabilidad, perderá fuerza y aprobación", comentó Roy Campos.

El especialista en procesos políticos recordó que pese a la recesión que se registró en la economía mexicana el año pasado, los indicadores microeconómicos como la inflación, desempleo y confianza del consumidor se mantuvieron estables, "eso está cambiando, seguramente en los indicadores correspondientes a la segunda quincena de marzo se verán nuevos precios a la aza en distintos productos, ya sea por demanda o compras de miedo. El desempleo crecerá y el dólar, como ya vimos, ha tenido una devaluación del 25 por ciento".

Roy Campos recordó que la caída del peso frente a la moneda estadounidense no es culpa de López Obrador, sino del contexto internacional, sin embargo, esto se añade a muchos factores locales y globales que generan una mala perspectiva para el país y golpearán la aprobación del mandatario mexicano.

Por su parte, José Antonio Crespo, licenciado en relaciones internacionales por El Colegio de México, sostuvo que el factor económico será determinante en el resto del sexenio. Hasta ahora la recesión, provocada por este gobierno, no se había topado con factores externos que detonaran una crisis económica. El contexto que se vive hoy por el COVID-19 provocará un freno importante en inversión y crecimiento que afectará a los ciudadanos y golpeará la popularidad del mandatario.

COMUNICACIÓN, ENCRUCIJADA DE AMLO
La estrategia de comunicación que el gobierno federal ha utilizado para difundir información y posturas oficiales en la crisis del COVID-19 no ha sido la mejor, ha generado desconfianza, miedo y confusión, consideró Roy Campos.

"No es que el gobierno sea tan malo para comunicar, es que López Obrador se enfrentó a una encrucijada. Si lanzaba estrategias muy tempranas, podría genera miedo y parar la actividad económica anticipadamente en un clima de desaceleración".

"Tenían la gran disyuntiva de ser vistos como exagerados por reaccionar anticipadamente, o abucheados por hacerlo tarde. Tal vez hacen lo correcto, no lo sabemos, eso se determinará al final", concluyó.
Comentarios