San Luis Potosí, S. L. P. México
BUSCAR
Sección: Vida
Esclerosis múltiple, enfermedad autoinmune
15/03/20 | 12:29 | Por: Redacción
Este padecimiento afecta el cerebro y la médula espinal. Las mujeres son más propensas que los hombres.
La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad autoinmunitaria que afecta tanto el cerebro como la médula espinal (sistema nervioso central).

La EM afecta más a las mujeres que a los hombres. Este trastorno se diagnostica con mayor frecuencia entre los 20 y 40 años de edad, aunque puede presentarse en cualquier momento.

Es causada por el daño a la vaina de mielina, la cual es la cubierta protectora que rodea las neuronas. Cuando esta cubierta se daña, los impulsos nerviosos disminuyen o se detienen. El daño al nervio es causado por inflamación, que ocurre cuando las células inmunitarias del propio cuerpo atacan el sistema nervioso. Esto puede ocurrir a lo largo de cualquier zona del cerebro, el nervio óptico o la médula espinal.

No se sabe exactamente qué causa la EM. La creencia más frecuente es que los culpables son un virus, un defecto genético o ambos. Los factores ambientales también pueden jugar un papel importante.

Las personas son ligeramente más propensas a presentar esta enfermedad si tiene antecedentes familiares de EM o si vive en una parte del mundo donde esta enfermedad es más común.

SÍNTOMAS
Los síntomas varían debido a que la localización y magnitud de cada ataque puede ser diferente. Los episodios pueden durar días, semanas o meses, y van seguidos de remisiones. Estos son periodos en los que hay una reducción o una desaparición de los síntomas. La fiebre, los baños calientes, la exposición al sol y el estrés pueden desencadenar o empeorar los ataques.

Es común que la enfermedad reaparezca (recaída) y puede continuar empeorando sin lapsos de remisión.

Los nervios en cualquier parte del cerebro o la médula espinal pueden resultar dañados. Debido a esto, los síntomas de la EM pueden aparecer en muchas partes del cuerpo, además, pueden simular los de muchos otros trastornos neurológicos.

La EM se diagnostica al determinar si hay signos de más de uno ataque en el cerebro o la médula espinal y al descartar otros padecimientos.

Un examen del sistema nervioso puede mostrar disminución en la función nerviosa en un área. Alternativamente, la reducción en la función nerviosa puede extenderse a muchas partes del cuerpo.

No se conoce cura hasta el momento. Sin embargo, existen tratamientos que pueden retrasar la enfermedad. El objetivo es detener su progreso, controlar los síntomas y ayudar a la persona a mantener una vida normal.
Comentarios