San Luis Potosí, S. L. P. México
BUSCAR
Sección: Internacional
Presentan en EUA a fiscales para juicio político a Trump
15/01/20 | 10:52 | Por: Redacción
Los demócratas Adam Schiff y Jerry Nadler liderarán la acusación contra el presidente de EU en el juicio político que tendrá lugar en el Senado.
Dos legisladores que encabezaron la investigación que condujo al juicio político al presidente Donald Trump serán fiscales por parte de la Cámara Baja.

Son los demócratas Adam Schiff, presidente de la Comisión de Inteligencia, y Jerry Nadler, presidente de la Comisión de Asuntos Jurídicos, anunció el miércoles la presidenta de la cámara, Nancy Pelosi.

Los otros congresistas propuestos para llevar el caso en defensa de la deliberación de la cámara en contra de Trump son la titular de la Comisión de Administración, Zoe Lofgren, Hakeem Jeffries (Nueva York), Val Demings (Florida), Jason Crow (Colorado) y Sylvia Garcia (Texas).

Tendrán que ser confirmados por el pleno de la Cámara de Representantes en una votación que se celebrará este mismo miércoles.

Tras ello, se espera que los siete fiscales acudan al Senado para presentar el pliego de cargos contra Trump en la Secretaría de la Cámara Alta, según informa CNN.

Una vez ratificados, la Cámara de Representantes perderá el control sobre el "impeachment" contra Trump, un proceso que ha controlado desde el inicio de la investigación oficial, el pasado mes de septiembre.

Pelosi aseguró que los documentos que llevarán al Senado fueron enfocados para "llevarlos a un nivel de una sala de juicio", pues se requerirá que la Cámara Alta obtenga un caso fuerte, que, al juicio de los demócratas, cualquier integrante de la cámara debería considerar revisar como un compromiso con los ciudadanos.

Durante la conferencia de prensa llamaron a los senadores de ambos partidos a escuchar a los testigos y no limitar el juicio a sus alianza y filias políticas.

También instaron a que se respete la Constitución y lo que representa, tanto los integrantes de la Cámara Alta como el propio presidente, Donald Trump, quien debe seguir las leyes nacionales, aseguraron.

Propusieron una revisión pormenorizada de los documentos que entregarán al senado de la mano de sus representantes, ya que se incluirán nuevos textos que podrían ser considerados como evidencia.

La Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, aprobó el cargo de abuso de poder contra Trump por presionar a Ucrania para que investigara a su rival demócrata Joe Biden.

También lo acusó de obstruir la investigación subsecuente.

El proceso contra Trump será apenas el tercer juicio político presidencial en la historia de Estados Unidos, y tiene como telón de fondo una nación políticamente dividida y un año de elecciones.

"El presidente y los senadores tendrán que rendir cuentas", dijo Pelosi en un comunicado el martes.

"El pueblo estadunidense merece la verdad y la Constitución exige un juicio", agregó.

La Constitución exige que el magistrado presidente lleve el proceso y los senadores, que fungen como jurado, rindan juramento de una "justicia imparcial".

Trump fue enviado a juicio político el mes pasado por la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, por supuestamente presionar a Ucrania para investigar a su rival demócrata Joe Biden mientras retenía ayuda militar para el país europeo, y por obstruir aparentemente la investigación subsecuente del Congreso.

El líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell dijo el martes que el magistrado presidente iniciaría el juicio esta semana, pero los procedimientos más significativos comenzarían el próximo martes después del fin de semana largo.

Señaló que todos los 53 senadores republicanos estaban de acuerdo con su plan de comenzar la sesión y considerar posteriormente el tema de los testigos.

McConnell sostuvo el martes una reunión privada con senadores republicanos en momentos en que negocian los términos del juicio.

Los senadores republicanos indicaron que rechazarían la idea de simplemente votar para desechar los cargos de juicio político contra Trump, como sugirió el mandatario. McConnell dijo que no tenía los votos para seguir con ese plan.

"Hay poco o nulo apoyo entre los republicanos por una moción para desechar", dijo McConnell.

"Nuestros miembros sienten que tenemos la obligación de escuchar los argumentos", añadió.

Con información de Agencias
Comentarios
Newsletter