San Luis Potosí, S. L. P. México
BUSCAR
Sección: De Peso
De claroscuros, saldo económico de AMLO
01/12/19 | 11:38 | Por: Luis Josué Martínez
Existe estabilidad a nivel macro, pero también estancamiento, caída del empleo y declive de la actividad productiva, opina especialista.
El saldo económico del primer año de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador es "de luces y sombras", hay estabilidad en los grandes indicadores macroeconómicos, pero también estancamiento, caída del empleo y un desplome de la actividad productiva, señaló el analista económico y financiero, Pedro Tello.

"Estamos frente a un primer año de gobierno donde el cambio de régimen anunciado no se ha podido reflejar de manera contundente en lo que concierne a política económica.

Se mantienen los mismos principios que rigieron las últimas décadas del llamado neoliberalismo, en lo que toca al equilibrio de las finanzas públicas y en lo que respecta a la búsqueda de una deuda bajo control", comentó en entrevista con Exprés.

LO POSITIVO DEL SEXENIO
El experto afirmó que al revisar los signos vitales de la economía mexicana en este año es posible ver un escenario de "luces y sombras". Referente a lo primero, las tasas de interés han empezado a descender, las reservas internacionales se encuentran en niveles históricos altos, las finanzas públicas se manejan con un control férreo. Además, el precio del dólar no se ha convertido en un problema para las empresas ni para el cumplimiento de las obligaciones financieras del gobierno federal.

"Al mismo tiempo -apuntó- tenemos una inversión extranjera directa que avanza con la expectativa de las perspectivas que podrían derivar de la ratificación del T-MEC, pues esto se convierte en mayores oportunidades de negocio con los Estados Unidos y Canadá. También tenemos luz en el reciente despegue de las exportaciones mexicanas del sector agroindustrial al mercado de Estados Unidos".

LO MALO DEL PRIMER AÑO
Sin embargo, enfatizó que también ha sido un año de sombras, mismas que se han visto reflejadas en temas de competitividad y la capacidad del aparato productivo para generar riqueza y mejorar la calidad de vida de las familias mexicanas.

Agregó, "lo primero es el estancamiento de la actividad productiva, la cual tiene que ver con una baja en la inversión dentro del sector público, pero también en el privado. Eso ha provocado que la actividad económica nacional deje de fluir con el ritmo que traía en años previos.

Dicho estancamiento se ha visto reflejado en la capacidad de la planta productiva para generar más y mejores fuentes de empleo y un estancamiento que ha generado inseguridad sobre la permanencia de puestos laborales. Todo esto ha llevado a los consumidores en el sentido de tomar decisiones de mayor cautela al momento de decidir qué comprar y dónde adquirirlo".

Reiteró que 2019 ha sido un año de claroscuros, "luces en los grandes indicadores financieros, pero con sombras en las áreas responsables de generar riqueza y bienestar para los hogares en México".

2020 NO SERÁ MEJOR
Si el gobierno mexicano diera un giro a su política económica el próximo año podría registrarse una recuperación de la actividad productiva. Sin embargo, el economista egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), anticipó que las decisiones tomadas por la administración federal en materia de política económica durante 2019 serán prácticamente replicadas para 2020.

"Si revisamos el Presupuesto de Egresos 2020, vemos que siguen las reducciones en materia de obra pública, eso tendrá un impacto directo en la industria de la construcción, y sobre obras que tienen un impacto directo en la competitividad de la economía mexicana, sobre todo, en comunicaciones y transportes".

Sostuvo que el freno que han tenido distintos proyectos de obra pública, provocaron un ambiente de incertidumbre y falta de confianza por parte de los inversionistas, "aún no perciben claridad en la dirección de las políticas públicas para el año próximo, el motor de la inversión pública y privada no operará con la eficacia que tendría que hacerlo en 2020 para recuperar el terreno perdido en 2019".

De igual forma se ha estancado el consumo y la generación de empleosregistra una tendencia a la baja.

"Todos estos motores internos, difícilmente se convertirán en pistones que impulsen el crecimiento de la economía mexicana".

FRENO DE LA ECONOMÍA EN EUA
Por otra parte, el especialista económico señaló que una eventual ratificación del T-MEC tampoco se traduciría automáticamente en un mayor dinamismo de la economía mexicana, debido a que la actividad industrial en Estados Unidos (donde se genera la mayor parte de los pedidos para los exportadores mexicanos) acumula a octubre dos meses consecutivos con números rojos.

Explicó que es necesario que la actividad industrial de Unión Americana repunte, para evitar que la de México enfrente un 2020 que estaría marcado por un descenso en los pedidos, y un menor ritmo de exportaciones hacia el mercado norteamericano, lo que se traduciría en una mayor caída de la economía".

DOS BOCAS Y TRENES, PROYECTOS DUDOSOS
Otro aspecto que complica las finanzas pública es lo referente a los proyectos emblemáticos para el gobierno de López Obrador: la refinería de Dos Bocas, el Tren Maya y el Corredor Transístmico.

"Sobre la refinería, varios estudios como el del IMCO han señalado las dificultades técnicas, presupuestales y de negocio -o rentabilidadque derivarían de su construcción, es un proyecto que en orden de prioridades pudo haberse cancelado o pospuesto", consideró.

En lo que refiere al Tren Maya sostuvo, que podría haber complejidades en el ámbito geográfico y el convencimiento a las comunidades cuyos territorios serán usados para la línea de este proyecto, sin embargo señaló que a pesar del impacto importante en el traslado de mercancía y personas los trabajos se prolongarías respecto a lo planeado y el presupuesto sería mayor.

Finalmente, el llamado Corredor Transístmico, "puede tener impacto regional muy importante, pero el monto para la infraestructura necesaria obligará a la administración a abrir espacios para que la iniciativa privada inyecte recurso o aplicar una reforma fiscal de gran calado. El costo de la realización, la rentabilidad, y la estrechez presupuestal harán más difícil aplicar el dinero necesario".
Comentarios