San Luis Potosí, S. L. P. México
BUSCAR
Sección: SLP Exprés
Inseguridad y violencia pegan a imagen de AMLO
17/11/19 | 14:28 | Por: Luis Josué Martínez
En cambio, el combate contra huachicol y corrupción hicieron que subieran sus bonos. En términos generales su aprobación ha bajado 8 puntos en el primer año, según las encuestas de Consulta Mitofsky.
La inseguridad y la violencia fueron los temas que impactaron de manera más negativa en la aprobación del gobierno de Andrés Manuel López Obrador; si en 2020 no hay resultados concretos en la materia la imagen presidencial podría sufrir un revés importante, dijo el presidente de Consulta Mitofsky, Roy Campos.

"En lo que se refiere al gobierno, no podemos pensar este año sin López Obrador. El presidente fue el centro de todo lo que mantuvo a la gente al pendiente. Cada tema se relacionó con lo que rodeaba al mandatario", explicó.

La primera medición estadística que Consulta Mitofsky realizó este 2019 fue presentada en febrero. En dicha encuesta la aprobación del presidente Andrés Manuel López Obrador era del 67.1 por ciento. De acuerdo con el TrackingPoll diario difundido por El Economista actualmente se ubica en 59.8 por ciento, una caída a lo largo de un año de 8 puntos porcentuales.

El primer tema que más interés despertó en la sociedad y motivó una percepción positiva del presidente fue el combate al robo de combustible, "hubo un gran interés, y lo favoreció, primero porque lo hizo al inicio del sexenio, tenía un gran bono democrático y credibilidad de que todo lo que hacía era para combatir la corrupción, la gente lo apoyaba y fortaleció a sus bases de apoyo".

Otro asunto que le hizo ganar simpatías y popularidad fue todo lo que tuvo que ver con castigos a corruptos: la detención de Rosario Robles, la persecución contra Emilio Lozoya y Alonso Ancira y la aprehensión de Juan Collado, "son asuntos muy bien vistos, porque se sintió que se estaba castigando a los excesos del pasado".

EL RIESGO: LA SEGURIDAD
En contraste, los casos de inseguridad son los que le cobraron mayor factura al presidente de México, "hubo varios momentos, uno es en el que estamos actualmente, pero hay que tomar en cuenta, que más allá de datos, indicadoras o personajes específicos, se trata de escándalos, como Minatitlán, Uruapan, Sonora y Culiacán"

Roy Campos explicó que la preocupación de los mexicanos no radica en los indicadores públicos ni en datos como la cantidad de homicidios dolosos, sino en situaciones específicas que lastiman su confianza en las acciones de gobierno.

"¿Por qué lo de Sonora afectó tanto? Levantó indignación, sobre todo, por el tipo de víctimas, menores, incluso bebés. En Culiacán fue la mala estrategia, hubo mucha desinformación, fake news, y el gobierno fue rebasado en términos de comunicación. Lo que ha impactado en la opinión no es la cantidad de muertos, sino la capacidad de combatir este tipo de inseguridades. Cuando, por ejemplo, llega un grupo de criminales a un bar de Minatitlán la pregunta es: ¿dónde estaba la policía? No parece haber capacidad de proteger al ciudadano", aseguró Roy Campos.

También la creación de la Guardia Nacional generó impacto, pero sobre todo por el interés que despertó en distintas capas de la sociedad: analistas, ONGS, clase política y empresarial, "todos opinaron al respecto y fue un asunto muy comentado".

El experto en encuestas señaló que no todos los temas fueron colocados en la agenda por el presidente, "hubo otros que lo alcanzaron como la crisis migratoria, la amenaza de aranceles, y algunas crisis como la falta de medicamentos, y la falta de empleos, todos fueron cuestiones de gran interés en la gente, pero no movieron mayormente su popularidad".

EL BALANCE EN LA IMAGEN
A final de 2019, el presidente López Obrador habrá perdido alrededor de ocho puntos de aprobación desde que inició el año. Para Roy Campos esto refleja que el mandatario mexicano decidió aprovechar su capital político para implementar muchos de los cambios que definen su proyecto político.

"Para la cantidad de crisis que tuvo y para los éxitos políticos que logró el costo de su popularidad es bajo. Usó su bono democrático, cambió las leyes que quiso, hizo todos los nombramientos posibles, puso a su gente en órganos autónomos y en la Suprema Corte. Electoralmente hubo dos elecciones de gobernador y su partido ganó", dijo.

Sin embargo, el experto descartó que en 2020 veamos a un López Obrador más mesurado y dispuesto a administrar más dócilmente su capital político.

"No esperemos muchos cambios de él, así es su estilo, seguirá terco en poner a la gente que él quiere en órganos e instituciones. Seguirá aprovechando su mayoría legislativa, no echará a andar nuevos programas, su política social ya está en marcha. Ahora todo se centrará en el avance de sus mega obras: la refinería de Dos Bocas, el Tren Maya y el transístmico".

SEGURIDAD Y ECONOMÍA
Hasta el momento el presidente y su gobierno han logrado sortear las crisis enfrentadas y su aprobación no ha sufrido un gran desplome, pero el tiempo de tolerancia se está agotando. El gran tema es la seguridad: si para el próximo año no hay resultados concretos en esta materia la población comenzará a retirar su apoyo.

"Sin seguridad no puedes esperar apoyo, es imposible no pensar sólo en cifras, es inevitable que ocurran muchos factores de violencia, cada vez que se den estos eventos deben ir aparejados de otros resultados, si el crimen va bajando, se le puede perdonar, pero sí la crisis no mejora, se le acabará su discurso de echarle la culpa a los gobiernos del pasado, o de ir en contra de sus adversarios", agregó Campos.

Hasta el momento el factor económico no ha incidido en la aprobación presidencial. A pesar del nulo crecimiento, la caída en inversión y los malos indicadores macroeconómicos, la sociedad se siente conforme, pues la inflación y el tipo de cambio se mantienen estables, "la microeconomía no se ha visto afectada y eso es lo que importa a la gente", explicó.

Pero si el actual estancamiento de la economía se traduce en una auténtica crisis, en la que se agudice el desempleo, la inflación se dispare y el tipo de cambio pierda estabilidad, "mucho del apoyo que hoy tiene López Obrador también se caerá, el tema del empleo es fundamental; un desempleado jamás dará su apoyo al presidente; su popularidad caerá si la crisis macro empieza a ser micro".

Por otra parte, enfatizó que en el proyecto político del mandatario la consolidación de su base social se mantiene en pie y avanzando. Esto se ve reflejado en los programas sociales, pero también mediante su discurso reaccionario. Roy Campos señaló que López Obrador seguirá construyendo un discurso polémico a base de etiquetar y estigmatizar a quienes él llama sus "adversarios": prensa, oposición, organizaciones de la sociedad civil, etcétera.

"Esas declaraciones no son espontáneas y tienen un objetivo: polarizar. A tus simpatizantes los activas para defenderte, y a tu base de apoyo la haces que no te abandone. Efectivamente el presidente comienza a tener muchos rechazos, pero su base de apoyo no se mueve, esa se mantiene y estará ahí siempre", finalizó Roy Campos.
Comentarios
Newsletter