San Luis Potosí, S. L. P. México
BUSCAR
Sección: Nacional
El debate sobre el Brexit se traslada al Parlamento Europeo
19/09/19 | 12:46 | Por: Redacción
El tema del Brexit une cada vez más al Parlamento Europeo. Los líderes de la UE creen que un acuerdo con el Reino Unido es menos probable.
"Este Parlamento es el único que defiende los derechos de los ciudadanos británicos en estos días". Solo en el Parlamento Europeo se puede discutir actualmente sobre la salida británica de la Unión Europea, porque los colegas en Londres fueron enviados a un descanso forzado, como enfatizan el coordinador del Brexit, Guy Verhofstadt, y otros parlamentarios. Y el belga dice también claramente cómo están las cosas: "El gobierno británico no ha puesto ninguna alternativa legal sobre la mesa". La mesa de negociación está vacía.

Al menos, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, informó que la cena que tuvo este lunes con Boris Johnson en Luxemburgo fue amistosa, constructiva y en general positiva. El primer ministro británico todavía quiere un acuerdo para la retirada de su país, y, al mismo tiempo, que el Brexit se concrete el 31 de octubre. Pero el riesgo de una salida sin acuerdo se está volviendo cada vez más tangible y la decisión depende del gobierno en Londres.

La disputa gira en torno al backstop, la red de seguridad para evitar una frontera "dura" con Irlanda y proteger su mercado interno y el mercado económico común con ese país. Juncker se opone diametralmente a las declaraciones del primer ministro británico, que habló en Londres de un gran progreso en las negociaciones y afirmó, en repetidas ocasiones, que estaban cerca de un acuerdo y que la Unión Europea debía solamente aprobarlo.

Nuevo equipo londinense
Michel Barnier continúa negociando por parte de la UE, mientras que desde Londres llegó un equipo completamente nuevo con David Frost, que comenzó casi desde cero. Hubo que dedicar días a explicarle a ese equipo los complicados detalles del acuerdo de retirada que está sobre la mesa.

El principal negociador de la UE, Barnier, insistió en que hay que trabajar en conjunto después de que entre en vigor el Brexit. La declaración política, en la que se han establecido ambiciosos objetivos pensando en una relación a futuro, ha sido cuestionada por Boris Johnson. Si Londres abandona la reglamentación conjunta para productos y empresas, habría entonces que encontrar aún las bases para un futuro acuerdo comercial, entendiendo que la mitad de las exportaciones británicas van dirigidas a la UE. Además de definir las bases para la cooperación en otros campos, como defensa, seguridad y política exterior.

Y finalmente, no se deben subestimar los reales riesgos que significa un Brexit duro. Sus consecuencias no desaparecerán simplemente. Se debe negociar además sobre dinero, derechos civiles y otros asuntos pendientes.

"No debemos hacer como que pretendemos negociar", agregó además Barnier. Un claro indicio de que no cree en la estrategia británica. Es probable que Londres quiera presentar más detalles en Bruselas después del congreso del Partido Conservador, previsto para principios de octubre. El temor es que las propuestas puedan ser rápidamente rechazadas. En efecto, quedarían solo dos semanas para llegar a un acuerdo en la decisiva cumbre que tendrá la UE el próximo 17 de octubre. Con este calendario, se considera prácticamente imposible.

Una pequeña división en el Parlamento europeo
Como era de esperarse con un tema tan emocional, han comenzado a aparecer divisiones en el Parlamento Europeo. "En la actualidad no es el Reino Unido el que abandona la UE, sino que son los empleos y las empresas los que abandonan a Reino Unido". Eso demuestra lo tonta que es la idea del "brexit", dijo Manfred Weber.

"Estamos abiertos a nuevas propuestas", destacó el demócratacristiano, pero no se permitirá el dumping social, económico y ambiental. Y, finalmente, dijo que hay que prepararse para el peor de los casos: un Brexit sin acuerdo.

Si bien los voceros de todos los partidos de centroizquierda en el Parlamento ven claramente este peligro, el jefe del Partido Británico del Brexit desea todo lo contrario: "Queremos un Brexit limpio y después una conversación entre adultos", dijo Nigel Farage. Afirmó que un acuerdo seguiría atando al Reino Unido con la Unión Euopea. Pero, a su juicio, fuera de la UE el país será más competitivo y rico de lo que es ahora.

"No hay un buen Brexit", respondió la diputada escosesa Alyn Smith. "Los conservadores no tienen un plan para establecer una relación duradera a futuro y, cuando llegue el Brexit, lo usarán para aplastar y quemar todo".

Y así, las batallas que actualmente tienen lugar en la Cámara de los Comunes en Londres, se trasladaron por un día a Estrasburgo, al Parlamento Europeo. Solo que, pese a todo lo que se lamenta el Brexit, hay una clara mayoría a favor de lograr una salida regulada. Solo que, al final, los eurodiputados deben aprobar el acuerdo, y claramente no están dispuestos a hacerlo a cualquier precio.

Con información de DW
Comentarios