San Luis Potosí, S. L. P. México
BUSCAR
Sección: área
La Gloriosa, devastada, un equipo que no gana
19/08/19 | 10:12 | Por: Redacción
Luego de empatar en el primer tiempo, el equipo de Televisa toma la delantera y vence con marcador de 7 a 4 tantos.
El profundo calor de los últimos días de verano, ahoga gargantas en una mañana de goles. 

Manuel Vázquez, formado con el equipo de Televisa, noquea a la escuadra de reporteros en la que militó apenas hace unos años. Soberbio es el ganador, anota los dos últimos goles de un encuentro en el que se quedan como los dueños del campo, vencen con marcador de 7 a 4 goles, con los que dejan a la Gloriosa como un equipo confundido, sin liderazgo, ni propuesta.

Aún así, el equipo de reporteros mostró dominio, hacía de la mañana una de promesas disfrutables, como de esas que se toman de la mano y acompañan a la caprichosa victoria.

El marcador pueril que a todos manda se abrió en favor de la escuadra del equipo de Televisa que comanda ecuánime, Facundo Castillo. No hizo goles, pero lidera su equipo al triunfo, impulsa con juego de tablas en el que adivinan errores, los primeros goles sobre un equipo de reporteros que hace mucho tiempo está muy confundido en su defensa. 

Pero apenas son soles de una mañana que acaricia a los que apenas se conocen con la tibieza de una mano.

El experimentado capitán de la Gloriosa Escuadra de Reporteros, Azdrúval Vélez, es de los únicos que sabe que ganar no es una posibilidad, sino que es lo único entre el equipo que comanda y su talento, vence a una portería en un espectacular cabezazo que siembra a una atónita escuadra de Televisa que no se ubica, se descompone, se vence y se confunde.

El avance del equipo de reporteros es espectacular, domina, hace a un lado con una facilidad doméstica a una escuadra que se amuralla pero que no cede ni un espacio. 

Es un juego de talento, equiparables, esforzados todos. En esos que no se da margen para un error.

Cuando el cansancio y la asfixia vence las rodillas, el equipo de Televisa decide apropiarse del espacio, juegan como si anotar goles fuese su costumbre, lo es, en su embestida anotan hasta dejar el marcador en 3 a 1. 

Hay dos intervenciones que le dan a la Gloriosa, una caricia de triunfo.

Cuando Iván Rodríguez entra al campo, como un escudo barcelonés y la confianza que insfula en el celerípede David Medrano, para que haga de campos que no son suyos, promesas exactas, no va al gol pero esmera al rival a otro esfuerzo, antes de vencerse y dar un pase que Demián "Demi" Infante convierte en una anotación perfecta.

Cuando los esforzados equipos van al medio tiempo, rivalizan, el marcador es de 4 a 4.
 
Es otra vez David Medrano, el que no sabe de derrotas inspiradas, el que después de relevar al imbatible Javier Delgado desbarata una formidable muralla y ser caído ante un equipo formidable. 

En un tiro libre, decidido, porque lo es todo, Demi Infante, anota para derrumbar a la escuadra de Televisa, no es golpe, sino magia la que le propina al balón, le da un efímero triunfo a la Gloriosa Escuadra de Reporteros. Hay oportunidad de vencer.

Televisa debe echar mano de sus mejores talentos, ficticios, se recompone con un cuadro formidable.

El aroma del calor se respira asfixiante.

Con una facilidad que podría describirse como un ensayo bien estudiado, hacen de táctica, guerra: embisten por dos minutos asfixiantes, en los que dejan devastada a una Gloriosa Escuadra de Reporteros, en la que demuestran poderío, organización.

Se convierten en un poderoso equipo de promesas, desbaratan, descomponen, vencen con cada gol que Manuel Vázquez anota a su antojo. Es su soberbia, dominio de gol, lo que concluye el juego.

La temperatura cala en las gargantas, cuando concluye el partido, en el que Televisa muestra su supremacía, avanza en un torneo con un equipo bien armado, pero que duda ante un rival que cae con una potencia que nadie mide.
Comentarios