San Luis Potosí, S. L. P. México
BUSCAR
Opinión Café Turco
DESTAPES PERENNES
30/04/19 | 06:38 | Por: DAVID MEDRANO
El tema, la sucesión, ha sido motivo de charlas en varias ocasiones, en diferentes oficinas de máximo nivel, como entre funcionarios de variada prosapia, experiencia, méritos y alcances.
Para la elección a la gubernatura en 2021, aún restan algo así como 26 meses, y quizá la mitad de ese plazo, en el que partidos políticos se incuban las condiciones idóneas, con las que realizan sus respectivos procesos internos y obtienen sus candidatos a diferentes cargos.

En ese plazo, la mayoría de las veces se llevan entre tres y cuatro meses, en lo que se emiten las convocatorias, hacen registros ante el organismo electoral y protestan en los muy arquetípicos eventos ante dirigencias nacionales, estatales y militancia. 

Es parte de los ritos electorales a los que se llega después de un muy complicado proceso, alterno, en el que también se configuran las condiciones ideales pero para obtener al candidato que competirá por la gubernatura. 

El tema, la sucesión, ha sido motivo de charlas en varias ocasiones, en diferentes oficinas de máximo nivel, como entre funcionarios de variada prosapia, experiencia, méritos y alcances.

Varios tienen como mantra institucional tres posibles derroteros, respecto a la elección del 2021, y el posible candidato que competirá por la gubernatura. 

Uno es que a reserva de lo que ocurra en estos años, el partido del presidente Andrés Manuel López, el Movimiento de Regeneración Nacional, es el rival a vencer en próximas elecciones, sin embargo, pese a que los hay varios que creen que podrían ser el candidato, no es un proceso simple. 

Quizá la principal diferencia existente, es que ninguno de ellos es López Obrador, carecen de su simpatía e inmensa popularidad, pudieran ser beneficiarios del siglado de MORENA, pero no es justamente lo mismo.

Cuando el PRI recuperó la gubernatura, lo hizo con más de 440 mil votos, con un rival pianista que rebasó poco más de 405 mil. 

La pasada elección se volvió más competida, se fue a tercios como dicen los especialistas, pero aún así JMCL logró triunfar con más de 380 mil votos.

Cualquier persona que aspire a ser gobernador, debe tener como mínimo a alcanzar esa cantidad de votos, no la del segundo o tercer lugar, cuya estadística permitiría entender cómo pudiese moverse una elección, en caso de tres competidores muy fuertes.

La idea que más sacude mentes, es lo que llaman o asimilan como el candidato de Estado, la persona -debería entenderse por antonomasia, priista obligado-, en la que depositarían la confianza, para que refrendar al PRI la gubernatura de SLP, por tercera ocasión.

El PRI no está en su mejor momento a nivel nacional, pero ha dado sorpresas como ganar alcaldías de importancia en Nuevo León, además tiene bien ensayada su fórmula de obtener un candidato desde las filas del gabinete estatal, y hacerlo crecer, tienen manera de hacerlo y darle mucha fuerza y proyección. 

En esas andan, no lo dice ninguno de ellos, sostienen que no les quita el sueño, pero tampoco se rehúsan a esa posibilidad.

Las maneras de la política hoy, son más peculiares, por lo que candidato de Estado, es una mera conceptualización indefinida, imprecisa y quizá hasta fortuita, dependerá de varias circunstancias. 

El tercer postulado es quizá el más complejo, pero también sencillo de entender como es: el candidato de la oposición. El rival que entre a la coyuntura para hacer la hombrada de triunfar en una elección donde tiene como adversario a un MORENA supervitaminado, en el que su máximo exponente, el presidente AMLO maneja una máxima proyección todos los días; y al abanderado de un gobierno que pertenece a un sello político distinto.

Para la elección y las internas puede que aún reste mucho tiempo, no para la construcción de amarres y la tomadera de fichas, con las que se adquiera la fuerza suficiente en la competencia, o el juego de las negociaciones. 

Y varios ya están en esa etapa.

****
El gallardismo - perredismo quiere empezar a colonizar al Partido Verde, ahora con una gran cercanía hacia MORENA. 

Pese a que se había dicho que sus dos diputados locales engrosarían la bancada verde, y hasta uno de ellos asumiría la coordinación; nos hicieron ver que no sería del todo posible. 

Si ambos diputados renuncian al PRD, se volverían independientes, aunque en la forma decidieran apoyar en todo al PVEM.  Por mismas razones, asociadas a los reglamentos partidistas, no podrían convertirse en coordinador de fracción parlamentaria, sumado a que también nos dicen, generaría inconformidad -quizá innecesaria-, una imposición de esa naturaleza.

Aún así es llamativa esa alianza, posible sí hacia el 2021. En 2018 el PVEM decidió no jugar con sus aliados del PRI, en varias elecciones, entre ellas, la capital o Matehuala. 
En la primera, el PRI quedó completamente relegado de la contienda, y en la segunda, obtuvo el triunfo con un ex legislador.

Quizá el PVEM no genera una votación que permita triunfos, por sí solos, pero si se le deja así, pulveriza el voto, y reduce las posibilidades de triunfo a partidos políticos tradicionales.

En 2021 es evidente que no acompañará al PRI, en las urnas.

****
El jueves durante el evento en el que Ricardo Pérez es reelecto como presidente de la Unión de Usuarios de la Zona Industrial, revelan una presentación muy interesante, sobre un plan de obras de movilidad.

Varias son iniciadas este mismo año.

Entre varios representantes de organismos empresariales, están muy satisfechos con el control de deuda y manejo eficiente de las finanzas públicas, desplegado por el gobierno de Juan Manuel Carreras López. 

Pero la petición es acorde a la necesidad: desarrollar lo antes posible, la vía alterna por la prolongación Juárez hacia el eje industrial 140.

dmedranou@gmail.com
@MEDCORP
Comentarios