San Luis Potosí, S. L. P. México
BUSCAR
Opinión Café Turco
ORDENAMIENTO SOBRE VÍAS
26/02/19 | 06:46 | Por: DAVID MEDRANO
No hace más de 15 días, la empresa Constructora Rojilo, con su representante, ingeniero Alfonso Rojas Lorelli, se acercó al ayuntamiento capitalino, para presentar un plan actualizado con el que sea posible impulsar el reordenamiento de los patios y andenes del ferrocarril, y sobretodo, el aprovechamiento de la infraestructura instalada, y activar un servicio de movilidad masivo, con base a unidades tipo tranvía o monorriel.

La traza de la Zona Metro es muy peculiar: si se observa con detalle, uno de los mayores problemas, el pesado tráfico, y retos más importantes, movilidad, se genera desde una superficie que se extiende en los límites del Centro Histórico, en su costado oriente, y bordeado por los patios del ferrocarril.


Ahí empieza a generarse el conflicto vehicular, remata con el efecto inmediato de dividir la ciudad en tres áreas gigantescas: Zona Industrial, Centro Histórico y la que hace cientos de años, dio origen al crecimiento urbano de la ciudad, extendida desde la otra barrera natural conocida como La Corriente, hoy Uresti – Reforma, sobre la aún más histórica calle Centenario convertida en Paseo Carranza.


En la traza histórica hacia el poniente, el crecimiento de desdobló al sur y norte, más allá de los barrios tradicionales, y la incorporación de las colonias de la modernidad, hasta topar con los campos de aviación que sí pudieron asimilarse como parte del desarrollo.


No ocurrió así con la gigantesca franja que supuso las vías del tren, encasilladas como una lengüeta de metal y hierro, y que a la fecha ocupa una amplia superficie estimada en hectáreas, proyectada como una reserva estratégica para vivienda y sobretodo, servicios de transporte que le conceda una mayor viabilidad y sustentabilidad a la ciudad colapsada por los vehículos particulares.


El proyecto existe, tiene data desde la administración municipal del panista Octavio Pedroza Gaitán, pero nunca ha sido posible –al menos no hasta ahora- conjuntar los esfuerzos obligados de los tres niveles de gobierno, como para reactivarlo y poner el ordenamiento sobre vías. Mover a San Luis.


La Coordinación de Asesores del gobierno estatal, desde hace meses, trabaja con un grueso expediente para darle sustentabilidad a la ciudad, a los servicios de movilidad, y liberar esa zona conflictuada por el caos vehicular que a su vez, se enquista en las inmediaciones del distribuidor vial Juárez.


No hace más de 15 días, la empresa Constructora Rojilo, con su representante, ingeniero Alfonso Rojas Lorelli, se acercó al ayuntamiento capitalino, para presentar un plan actualizado con el que sea posible impulsar el reordenamiento de los patios y andenes del ferrocarril, y sobretodo, el aprovechamiento de la infraestructura instalada, y activar un servicio de movilidad masivo, con base a unidades tipo tranvía o monorriel.


En ese encuentro participaron funcionarios de las áreas de Desarrollo Urbano, Servicios Municipales, Dirección de Obras, y representantes de cámaras empresariales, como es la COPARMEX de SLP.


Las vías están concesionadas a empresas, pero nos dicen que hay entendimiento de parte de Kansas City Southern de México, como con Grupo México, cuyo tendido hacia la desaparecida fundidora de Morales y planta de zinc, IMMSA, pertenece a ella, pero que supondría la posibilidad de articular un eje para unidades de transporte masivo, desde la zona poniente de la ciudad, cruzar una franja del norte, adentrarse al Centro Histórico, y extenderse hacia el suroriente, donde residen varios de los complejos industriales, y realizan las principales actividades productivas que concentran la generación del PIB estatal. El impacto es sobre la movilidad y la productividad, en ese binomio del crecimiento económico.


La alternativa en fase de planeación, es por lo que la Coordinación de Asesores y un importantísimo funcionario gubernamental han denominado como Libramiento Ferrocarrilero.


Las vías en la zona suroriente, después de salir de la ciudad, cruzan en las inmediaciones de la serranía de San Miguelito, por la parte trasera de parques industriales, adentra en territorio guanajuatense, queretano hasta llegar a Ciudad de México.


Por el norte, después de pasar las colonias Terceras Chica y Grande, delegación municipal de Bocas, las cercanías de Ahuaulco –donde se conservan vestigios de talleres y había parada obligada cuando funcionó el tren de pasajeros-, continúa en el trayecto Nuevo Laredo.


Conforme al plan, en los límites de la ciudad, en esos puntos, se generaría un libramiento con el que las gigantescas máquinas, podrían continuar con su ruta a centros productivos o logísticos, sin tener que ingresar al área metropolitana, los hay días a la semana, en los que aún de día circulan por calles transitadas como es Hernán Cortés o los cruces con el anillo periférico.


Al liberar la ciudad de ese flujo, se gana en movilidad, descongestiona nudos viales, más si se aprovechan para el efecto las instalaciones que obligadamente deberían ceder las empresas en pro de, más el impacto que representa recuperar para la ciudad, la reserva territorial inmediata al Centro Histórico.


No son intenciones. Hay una planeación, a un punto que mereció mención soterrada, en la pasada reunión del equipo de trabajo que coordina el CIDE, en la que participan los gobiernos de Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro y SLP, para impulsar una agenda de desarrollo y crecimiento regional.


A manera de pista, se habló de un libramiento ferrocarrilero, con el que con un breve trazo, conectaría SLP con la región de Aguascalientes.


****

Ese proyecto no es desconocido por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes federal, cuyo titular Javier Jiménez Espriú estaría en SLP el 6 u 8 de marzo.


Y si prospera el plan de descentralización de la dependencia, y mudan inicialmente la Subsecretaría de Infraestructura a territorio potosino, habrá una extraordinaria capacidad de enganche, para darle una mayor viabilidad.


****

La nueva dinámica adquirida por los partidos políticos de SLP y sus representantes, podrían ser una estampa -que no una fotografía- sobre cómo se desarrollará el 2020, un año clasificado como de efervesencia política dado que es el previo a la elección por la gubernatura.


Al menos a nivel local, Morena en una eterna diatriba, pero asimilados como la franquicia más rentable; un PAN organizado a partir de un nuevo grupo hegemónico, pero que dio resultados en 2018; un PRI en vías de reestructuración sin saber si el tiempo alcance para ello; un PRD operado a control remoto desde otro ámbito; y el resto de fuerzas, en su tradicional ambivalencia. 


dmedranou@gmail.com

@MEDCORP

Comentarios