San Luis Potosí, S. L. P. México
BUSCAR
Opinión Café Turco
EL CERRO DE ORO
22/12/18 | 21:25 | Por: DAVID MEDRANO
Hay cuando menos tres intenciones bien marcadas, para continuar la expansión industrial, en las estribaciones de la sierra, una enclavada hacia el poniente de la ciudad, en la parte posterior de los desarrollos aledaños a la planta de IMMSA.
Desde hace varios años, la serranía de San Miguelito, con reservas y las etiquetas que le hayan querido colocar en todo momento, continúa como el Cerro de Oro, la gigantesca franja de tierra, sobre la que se extiende la posibilidad de millonarios negocios inmobiliarios, y ahora también, dentro del sector industrial.

No es solo un chiste descarnado, si puede fotografiar las inmediaciones del Centro de Convenciones de SLP, hágalo, es de las últimas oportunidades, para capturar imágenes de una región serrana que todavía en la década de los 90īs, podía señalarse con el dedo, desde la ahora saturada, avenida Salvador Nava, antes diagonal sur.

Hay cuando menos tres intenciones bien marcadas, para continuar la expansión industrial, en las estribaciones de la sierra, una enclavada hacia el poniente de la ciudad, en la parte posterior de los desarrollos aledaños a la planta de IMMSA.

Otro gigantesco proyecto inmobiliario, cercano a la Cañada de Lobo, sobre una superficie de miles de hectáreas; y uno más que hace poco tuvo una resolución para limitar los alcances de la protección que concede la denominación de Área Natural Protegida. En esa última, los ejidatarios bajo el argumento de tener certeza en la tenencia de la tierra, tramitaron un amparo que les dio la razón.

No es solo que hayan querido saber que tenían los derechos a salvo sobre sus propiedades, también lo es que si en algún momento les llama la atención, podrían decidir en favor de una venta. Quizá esas tierras no sean muy llamativas para el crecimiento inmobiliario, pero, ubicadas en la parte trasera de la Zona Industrial, sí despierta interés en alguno de los propietarios de los poderosos parques industriales, donde se vive un verdadero boom de expansión.

Los diferentes ejidatarios y comuneros, han defendido sus propiedades hasta donde les ha sido posible, en diferentes estrategias que sugieren el fantasma de la especulación.

Negocio es negocio.

No se entiende de otra manera, cuando se observa que los diferentes tipos de desarrollo, continúan en marcha: industriales, inmobiliarios y ahora comerciales. La zona dorada de los fraccionamientos de lujo, está ya muy agotada, no hay muchas reservas territoriales sobre las cuales puedan extenderse, y las existentes, son de propiedad ejidal o comunal. 

El interés es grande, pensado en que son superficies de alta rentabilidad, los fraccionamientos de lujo se hacen sobre el Cerro de Oro, no en áreas agrestes o llanos planos, como los hay muchos, en el norte de la capital. Esos son los dominios de los asentamientos populares donde se apiñan casas y casas. Muy alejado de la balconería y miradores fabricados en laja o sangre de pichón, desde los que se domina la panorámica de la ciudad.

Los costos, variados. No es lo mismo llevar agua y alumbrado a una nueva manzana al oriente de la ciudad que requerir de bombeo que venza la gravedad, para llevar agua cada vez más arriba. 

El agua se agota, se extrae a mayor profundidad a costos más elevados, y llevarla a lugares más distantes, hacia arriba, también representa gastos adicionales. 

Lo mismo con los servicios de energía o alumbrado, ni se diga de las descargas de aguas residuales hacia dónde fluyen, pregúntenle al parque Tangamanga I, o la proliferación de lirio en la presa San José, tiene sus explicaciones. 

El Cerro de Oro tiene sus matices, pero desde hace mucho ya no se le ve ni un nopal.

****
¿;Qué ocurre con esa basta zona de más 400 hectáreas, donde está enclavada la planta de IMMSA, y la remediada que se obtuvo tras clausurar las operaciones de una de ellas?

Ahí está, intacta, sujeta al mismo principio del desarrollo inmobiliario.

No hace mucho, una persona relacionada con ese grupo nos explicó que la planta que mantiene operaciones, la de zinc -la de cobre cerró en 2010-, es una que tiene un horizonte de sustentabilidad de varios años más, no interfiere con el desarrollo.

Es el en ayuntamiento capitalino, en donde recae la responsabilidad de afectar esas más de 400 hectáreas, para empezar a darles un uso, en la pasada administración, siempre se dio una negativa rotunda.

Con el boom inmobiliario que pelea con ejidatarios y comuneros, trata de ganar adeptos entre ellos, pese a los costos y la inversión en tiempo, sobretodo tiempo, esa superficie va adquirir en unos meses más, un atractivo muy llamativo.

****
Hundido como está en este momento el PRI, la elección por la gubernatura en el 2021, se decanta en favor del PAN o de Morena. Y uno de éstos últimos, es uno de sus exponentes más representativos. A quien le intelige en política, ya se dio cuenta que tiene dos cartas para jugar a su favor... más un perfil bien cuidado, dentro de la administración gubernamental.

****
Café Exprés, desea a todos sus lectores, muy felices fiestas. Desde este espacio, deseamos una muy Feliz Navidad y estupendo Año Nuevo 2019.


@MEDCORP
dmedranou@gmail.com


Comentarios