San Luis Potosí, S. L. P. México
BUSCAR
Opinión Café Turco
FÁBRICA DE ILUSIONES
07/12/18 | 06:38 | Por: DAVID MEDRANO
Lo quieran o no, el partido del presidente del país, será una plataforma muy atractiva hacia las elecciones de 2021, cuando se competirá por la gubernatura de SLP, y mucha ayuda además del propio interés de López Obrador por obtener otra vez un triunfo contundente, también lo será una proyección estatal desde una senaduría, una dirigencia partidista, una coordinación estatal o regional en los llamados proyectos de bienestar, o cualquier otro espacio.

La franquicia de Movimiento de Regeneración Nacional, queda convertida en la más atractiva y rentable, para fines electorales, con la instauración de la cuarta transformación que promueve el presidente del país, Andrés Manuel López Obrador. Es el regreso de un partido político supervitaminado, legitimado, pero que tiene entre sus principales aciertos, capitalizar de manera favorable, los varios yerros y excesos cometidos por el resto, y que los tienen justo en ese lugar, e una oposición dibujada, testimonial.


Con esas condiciones, quien sea –aplica desde luego para SLP- con vínculos, conectes o militancia en Morena, asume que tiene posibilidades para al paso de tres años, convertirse en candidato a cargo de elección, con altas probabilidades de triunfo.


López Obrador, como lo hizo en sus experiencias pasadas, ensaya los momentos, desde ahora promete someterse al escrutinio de las personas de nueva cuenta, al paso de dos años y medio de mandato presidencial, en la antesala a un proceso electoral. Con los bonos actuales, ayudaría a generar proyección positiva en sus futuros posibles candidatos.


Lo hizo antes, si recuerda, en el pasado proceso electoral, cuando asumió como irrebatible su triunfo en la elección presidencial, se decantó en promover el voto para el resto de candidatos de Morena. Parte de su estrategia y éxito, pero con funciones de presidente, va ser interesante cómo interpreta el INE que realice ese tipo de escrutinios o consultas públicas.


Morena es la fábrica de ilusiones, la de candidaturas, no bien observaron en SLP el empuje, después el triunfo, entre ellos mismos inició la diatriba interna, en el ánimo de hacerse con el control político de la franquicia, es la misma que pese a que se trata de un partido de reciente creación –apenas está en funciones su segundo dirigente estatal-, está dividido en cuatro bandos bien identificados. Desmedido, para el tiempo que tiene en activo.

Lo quieran o no, el partido del presidente del país, será una plataforma muy atractiva hacia las elecciones de 2021, cuando se competirá por la gubernatura de SLP, y mucha ayuda además del propio interés de López Obrador por obtener otra vez un triunfo contundente, también lo será una proyección estatal desde una senaduría, una dirigencia partidista, una coordinación estatal o regional en los llamados proyectos de bienestar, o cualquier otro espacio.


Los mencionados por la simple razón que es política, llámenle como le llamen, slogan de por medio o no; tercera, cuarta, quinta o las transformaciones que sean; son espacios de poder naturales desde los que es más sencillo construir candidaturas. En la ceremonia de toma de posesión, el sábado pasado, en una de las intervenciones un diputado de oposición fue más claridoso, las llamó incubadoras.


No se dice que los titulares –salvo en el caso de la dirigencia estatal-, no tengan las buenas intenciones de efectuar su encomienda, dictada por su líder entusiasta: generar condiciones de bienestar, distribuir la riqueza, consolidar la cuarta transformación, contener a la oposición, tratar de incidir en variados temas, todo mientras que atienden el máximo postulado de erradicar la perniciosa corrupción.


Para López Obrador el sábado 1 de diciembre, inició su gestión como presidente de México, para varios de Morena, el desgastante maratón hasta la posible candidatura.



****


La nueva estrategia desplegada para la pacificación del país, tiene dentro de sus principales componentes, la participación activa de las fuerzas militares y las de Policía Federal, es sin embargo en las primeras, en las que recayó la responsabilidad de lo que llaman entidades y coordinaciones regionales.

SEDENA está al frente de 126 entidades y 216 coordinaciones; SEMAR en 18 y 34 mientras que Policía Federal en 6 y 16, en forma respectiva.


Esos números reflejan en quien el presidente Andrés López confió el mando de la estrategia.


Por SLP solo una región (con sede en capital), aparece catalogado con una alta (en color rojo), incidencia delictiva, Ciudad Valles y Santa María en media (amarilla), y Tamazunchale, Matehuala y Rioverde, con un nivel bajo, en tono verde.


En cada una de las regiones, ya quedó definido el respectivo enlace militar y de Policía Federal.


En la Zona Militar hasta empezaron a realizar algunos ajustes, como parte de los movimientos naturales que realiza el Ejército, el general Alejandro Adame dejó la jefatura del Estado Mayor, donde desde hace dos años se desempeñó con responsabilidad y compromiso.



****


No puede interpretarse más que como una ambición desmedida, los integrantes del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción, hasta parece que se esmeran en eso, son los únicos responsables de que ese entramado se vaya al demonio.


A varios meses de su creación, no han podido concluir en forma satisfactoria una sola reunión, no se les conoce que hayan generado actas o minutas, las atribuciones para hacerlo están en duda, lo único que se les ha conocido es por líos entre ellos, con el resto de integrantes del SEA, y por una muy pecaminosa intentona de solicitar una millonada, bajo el pretexto que lo requerían para realizar sus funciones y gastos operativos (espacios, equipo, mobiliario, secretarias).


Feo, sacaron el cobre.


No han hecho mucho por combatir la corrupción, propiamente, pero sí han visto cómo acaparar los espacios. Para obtener a quien estará en la secretaría técnica, en forma cerrada, obtuvieron una terna que analizan y de la que extraerán ese perfil.


No se conoce bien a bien cómo se hicieron de esa terna, ni los criterios aplicados por ellos. Eso lo hace fácilmente recurrible. Otro tropiezo.


A nivel nacional, en la mayoría de los casos, hubo una convocatoria amplia, abierta, para el registro de interesados.


Le batallan mucho en el CPC.


Así, pronto va dar al traste esa iniciativa. 


@MEDCORP

dmedranou@gmail.com

Comentarios