San Luis Potosí, S. L. P. México
BUSCAR
Sección: Tecno
Así serán los gobiernos del futuro
15/01/18 | 10:18 | Por: Redacción
Estonia es el país más avanzado del mundo en gobierno digital por sus sistemas de gobierno interconectados, lo que ahorra 800 años de trabajo a la sociedad.
¿Te imaginas declarar tus impuestos en tres minutos en línea, poder votar en las elecciones desde tu celular desde cualquier lugar donde te encuentres o tener un único registro médico que se actualiza cuando vas a cualquier doctor en tu país?

Tal vez esto suene muy futurista para varios países del mundo, pero hay un pequeño país en Europa del Este que ya ha logrado esto y varias innovaciones en temas de gobierno digital muy importantes y podría ser el referente de gobiernos en el Siglo XXI, ya que es considerado el país más avanzado del mundo en gobierno digital (e-government).

Hablamos de Estonia, un país de 1.3 millones de habitantes que ha sido cuna de empresas como Skype y Transferwise; Además de que ha decidido competir de una manera creativa en la atracción de talento internacional con su programa de e-Residency, el cual permite que cualquier persona del mundo se convierta en residente digital de Estonia y así pueda hacer uso de la mayoría de los servicios a los que tienen acceso los ciudadanos de Estonia y de la Unión Europea, todo de forma digital y sin tener que visitar Estonia o Europa en ningún momento.

Hablando con Daniela Santibañez Godoy, una joven mexicana que es directora de internacionalización de la iniciativa e-Residency del gobierno de Estonia, nos comenta:

"Estonia es considerada como la sociedad digital más avanzada del mundo, un logro que alcanzó debido a los esfuerzos del gobierno. El 99% de los servicios públicos se encuentra disponible en línea, lo que hace que muchas actividades, desde declarar tus impuestos, firmar documentos y contratos, hasta votar en las elecciones se puedan hacer desde tu celular.

Este ethos de apertura al uso de la tecnología ha tenido efectos extraordinarios sobre la sociedad. Esto es porque "un gobierno digital" necesita de los servicios del sector privado, lo que ocasiona a su vez que las empresas en Estonia tengan que desarrollar nuevos productos en TI, y estos a su vez necesitan de gente capaz de hacerlo.

El programa de e-Residency, que proviene del sector público, opera de forma ágil como el de una startup, siendo la primera iniciativa de su tipo en el mundo. De hecho, el grado de desarrollo digital en Estonia es tal que actualmente se encuentran respaldando todo su gobierno en la nube, utilizando como servidores a sus embajadas internacionales. De esta forma, si llegara a haber un desastre natural o de cualquier tipo, el gobierno seguiría funcionando en línea. Es decir, no se necesita de un territorio para que Estonia como nación continúe existiendo", comenta Daniela.

¿Qué puede aprender México de gobiernos como el estonio?

"La tecnología base con la que funciona Estonia ha estado disponible desde hace más de 15 años y en ese sentido no es innovador lo que ha logrado el país. Más bien ha sido una implementación excepcional de políticas públicas y un entusiasmo de trabajar con el sector privado lo que ha hecho todo esto posible.

Tomemos como ejemplo blockchain. A pesar de que es sobre lo que todo mundo está hablando hoy en día, desde 2008 el gobierno Estonia comenzó a realizar pruebas para utilizar esta tecnología. El resultado es que desde 2012 se utiliza para brindar mayor seguridad a la información personal de las personas, por ejemplo, en los registros médicos.

Además, los sistemas del gobierno se encuentran interconectados, lo que quiere decir que el gobierno únicamente va a pedir cualquier información sobre sus ciudadanos una vez en la vida. El hecho de que cada agencia gubernamental así como el sector privado se encuentren conectados hace que la información fluya de manera eficiente, con lo que cada año se ahorran más de 800 años de tiempo de trabajo tanto para los ciudadanos como para el estado.

El hecho de que la sociedad se encuentre tan digitalizada significa que existe mayor transparencia pues cada transacción queda registrada. Por ejemplo, el registro comercial de Estonia es público, por lo que cualquier persona puede revisar información como quién es el dueño de la empresa o quiénes son los accionistas.

Pero para garantizar el éxito de un gobierno digital se necesitan límites bien delineados en el uso de la información de los ciudadanos por parte del gobierno. Estonia tiene regulaciones en este aspecto y cada persona es la dueña de su propia información. Por ejemplo, uno puede saber si algún doctor o, por decir, la policía o algún otro oficial ha estado revisando tu información sin tu consentimiento. Si no existe una razón que justifique su comportamiento, entonces es muy sencillo reportarlo para que se tomen medidas en el asunto. Todas estas acciones crean un sistema virtuoso donde el ciudadano confía en el gobierno y este a su vez es capaz de proporcionarle mejores servicios.

Evidentemente este es un punto en el que México se encuentra muy rezagado. Como lo vimos con el caso del software Pegasus, México no cuenta con las instituciones que generen los contrapesos necesarios para que abusos tan graves como este sucedan. Ese es el primer punto que tenemos que solucionar. El gran problema es que nos estamos quedando atrás y la urgencia de desarrollar un sistema digital eficaz es imperativa.

Quizás es sencillo ignorar la experiencia de un país de 1.3 millones de habitantes como Estonia, pero, otro ejemplo es India, donde su sistema de identificación biométrica cubre al 99% de los 1,300 millones de habitantes del país, más de diez veces la población de México. Lo fascinante del sistema de India es que, al igual que es estonio, se está utilizando para integrar diversos servicios, incluidos pagos digitales o acceso a crédito. Perú también se encuentra trabajando en algo similar. En un evento de la ONU conocí a los encargados del sistema peruano y es sorprendente ver el grado al que lo han desarrollado y sus planes para integrar otros servicios a su esquema", comenta Daniela.

La transparencia puede ser la solución a la crisis de corrupción y de falta de Estado de Derecho que se vive en México y para esto el uso de tecnología es fundamental. Si queremos tener en México un gobierno de país desarrollado es muy importante que haya la voluntad inmediata de las autoridades y la presión de los ciudadanos para crear un verdadero gobierno digital con una gran implementación a nivel federal, estatal y municipal, para tener un verdadero gobierno del Siglo XXI.

Con información de Forbes.
Comentarios