San Luis Potosí, S. L. P. México
BUSCAR
Sección: SLP Exprés
Una nueva presa en la capital potosina
25/06/16 | 16:21 | Por: David Medrano
También rehabilitarán los embalses San Carlos y San Antonio, y se hará un paquete de obras pluviales. El objetivo es terminar con inundaciones en la Zona Industrial
La administración gubernamental iniciaría en 2017 la construcción de presa La Cantera y rehabilitará otras dos; también realizará obras pluviales, lo que en conjunto contribuirá al control de corrientes de agua provenientes de la Sierra de San Miguelito y a que disminuya el problema de inundaciones en la Zona Industrial.Sólo la presa La Cantera requiere para su ejecución de una inversión de al menos 30 millones de pesos.

La Comisión Estatal del Agua tiene listo el proyecto ejecutivo, mientras que la Unidad de Inversión de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público asignó ya la clabe presupuestal.

"Además, a inicios de la semana antepasada, el gobernador Juan Manuel Carreras López realizó un viaje a la Ciudad de México, hizo un planteamiento a José María Tapia, director general para la Gestión de Riesgos, perteneciente a la SEGOB, con la intención de que pueda incluirse la presa San Carlos dentro del Fondo de Prevención de Desastres Naturales, dado que su estado físico es crítico", explicó Jesús Medina Salazar, titular de la CEA.

"Ese embalse requiere otro trato, sabemos que hubo una respuesta favorable, por lo que podría obtenerse hasta el 70 por ciento de los recursos necesarios para su rehabilitación, el total necesario es de 55 millones de pesos, es muy importante porque la presa San Carlos junto a la de San Antonio y después con la de La Cantera, harán posible el control de las venidas de agua de la Sierra de San Miguelito, que provocan inundaciones en la Zona Industrial".

La presa La Cantera tendría una capacidad de almacenamiento de un millón de metros cúbicos y su construcción iniciaría el próximo año, como parte de los trabajos encaminados a controlar el problema de inundaciones en la Zona Industrial Metropolitana, a través de un programa que comprende distintas acciones.

La intención, comentó el titular de la Comisión Estatal del Agua, es elevar la competitividad de esta parte de la ciudad, ante la constante llegada de nuevas inversiones, motivadas por el crecimiento económico que ha tenido San Luis Potosí en los últimos años.

Medina Salazar explicó que la intervención en la presa San Carlos es urgente, dado que su estado físico es muy deficiente y representa un riesgo muy alto su colapso, además de varias filtraciones, tiene un socavón considerable en la parte central del cuerpo de la cortina.


PAQUETE DE OBRAS
El director general de la CEA, Jesús Medina Salazar, explicó que son varias las obras hidráulicas, consideradas para el control de inundaciones en la Zona Industrial, pero también para incrementar la capacidad de almacenamiento.

Además de los proyectos ejecutivos para la rehabilitación de la presa San Carlos y la construcción de La Cantera, se tiene listo uno más para la regeneración de la San Antonio, con el cual se haría una sobre nivelación en un metro de altura a su cortina, para incrementar la capacidad de almacenamiento.

Las tres obras de infraestructura hidráulica serían realizadas en el año 2017.

"Es un sistema muy completo, además de los trabajos sobre esas presas, se considera con el tiempo la adecuación del canal pluvial del eje 140 y 136, para que converjan en uno solo, antes de cruzar la carretera federal 57 y conducirlo hacia un vaso de captación habilitado, eso dará una solución total al problema de las inundaciones en la Zona Industrial".

La idea de ese plan es conducir el flujo de agua hacia laguna de San Nicolás.

"Es un cuerpo de agua muy amplio, pero muy poco profundo, hasta 50 centímetros, la propuesta es hacer un vaso de mayor profundidad, para almacenar entre 1.5 y 2 millones de metros cúbicos, es una obra que requeriría de una inversión de 45 millones de pesos, se trata de la culminación del sistema, su desarrollo podría ser en 2018".

Esa agua almacenada -dijo- podría tener usos agrícolas, agropecuarios o servir para que abreven los animales de las comunidades aledañas.

Medina explicó que, por su extensión, se trata de un lago de dimensiones considerables que también podría explotarse con fines turísticos.

Las obras consideradas para la Zona Metropolitana capitalina, implican una serie de trabajos con las cuales mejoraría los niveles de captación y almacenamiento de agua, para reducir el abatimiento del manto acuífero.

Por un lado, presas que permitirían el control de aguas en la Sierra de San Miguelito y, por otro, las que lo harían en la franja que abarca el cauce del Río Santiago.
Comentarios
Espacio disponible